dimarts, 30 de setembre de 2014

6-Los viajes de Gulliver,1900, Thomas M. Balliet.

Fuiste mi Gulliver,
te congelé entre mis brazos 
e hice continuas comprobaciones de tu solidez, 
de tu realidad, de tus verdades a medias.

Bailé mis manos sobre tus huesos,
 eras tan cierto que parecías desaparecerte al cerrar los ojos,
Atisbé, escalando, algunas pecas más 
y me dejé morir entre las sábanas de tus parpados.


Intermitente te sueño a oscuras, 
finjo que solo eres lujuria y me dejo llevar por el olvido,
me escondo entre la ausencia de respuestas
y repaso en sueños, que alguna vez, 
me dijiste unas palabras entrecortadas en las que te reconocí, 
justo entonces recuerdo cuán largo fue
y cuán sólido mi aturdido silencio. 

Y al momento,
recuerdo como estuve de cerca
de deshacerme como un ovillo frente a tu cansado perfil 
y de, por una vez,hablarte con absoluta certeza.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada